lunes, 23 de julio de 2012

Una Historia real - Parte 2: Puesta en situación.


Vamos con la segunda parte de nuestra historia:



[...] Porque detrás de toda historia de alguien que se queja de las maldades del amor y de las pobres elecciones que realiza en esta materia, siempre… repito, siempre hay un Pagafantas. Por lo tanto, esta persona que se queja, que en vez de mirar a los lados para ver quien siempre ha estado a su lado, mira de frente encontrándose con… bueno, con lo que se encuentra. 


Bien, defino al Pagafantas: como un chico (en mi historia) normal. No lo voy a convertir en alguien asombroso, porque me esto es un relato de un hecho real, y me ajusto a la realidad. Personaje principal que aunque no destaque, no deja de ser talentoso, atento, amable, cuidadoso y detallista, diligente y con un profundo sentido del “como” deberían de ser las cosas y por supuesto… paciente y esperanzado. Características muy importantes.

Ya tenemos a nuestros 3 personajes y aquí comienza la historia de cómo este hombre en busca de algo tan bonito como el amor acaba sumergido en un mar de dudas, y de resquemor por las acciones de aquella a la que podría llegar a querer. 

Nuestra historia comienza en un lugar cualquiera, con gente cualquiera, entre las que se encuentran nuestros personajes. 

Como en toda historia, después de un tiempo, los 3 personajes se conocen, y en menos tiempo a cada uno le es dado su papel y por lo tanto lo ven en el resto, excepto por la chica que no se entera de nada hasta que es tarde. 

Bien, chica y pagafantas se conocen, se llevan muy bien. Ella está contenta porque siempre cuenta con alguien con quien apoyarse en los momentos raros. Ella adora los comentarios que PF (PagaFantas para abreviar) le hace. Le encanta que sea tan detallista, con cosas tontas que no cuestan nada. Y siempre le agradece que en los días tristes le saque una sonrisa. Lo ve como un gran amigo, una “pareja perfecta”… [...]


Por: Adrián Nieto Novo - Twitter: @Adn_novo

Un saludo y en los próximos días más ^^

alexmad33

No hay comentarios:

Publicar un comentario